Presagio de premium y versátil | Probé al BMW X1

Hace unos fines de semana, me llevé de mis amigos de Magna Uruguay, a la generación saliente de la BMW X1. Justo esa semana, se presentaba la nueva con mecánicas innovadoras, un diseño renovado y toda la tecnología que la marca bávara le aplicó. Vamos a hacer una nota breve, ya que quiero más que nada, ver qué podemos esperar para la próxima X1 que llegaría a Uruguay este año. Esta X1 puede ser tuya por U$S 56.990, en variante 18i City.

Despedí a la generación anterior del X1, ahora, ¡a esperar la nueva!

Por afuera, un producto con líneas bien clásicas y bastante tranquilas, aunque bien BMW. Bien la configuración elegida para un vehículo de entrada de gama, ya que las llantas son de buen diseño, los faros son Full LED (no como los halógenos que antes si tenía). Una estética bastante crossover, muy versátil, como todo el producto.



Por dentro, un diseño que en su momento estaba bien, hoy ya queda un poco antiguo. Pero al César lo que es del César. Sigue siendo una apuesta a la calidad, sofisticación y buenos materiales, con una postura de manejo excelente. Buen sonido y mejor funcionamiento de la pantalla, con Apple CarPlay inalámbrico. El espacio sobra para cuatro, para cinco ya no tanto. El baúl está muy bien en términos de tamaño y terminaciones.


En movimiento, la dinámica es excelente, la dirección tiene una precisión envidiable, la insonorización está cuidadísima y la solidez es patente en todo momento, se siente bien premium. Destacable el equilibrio dinámico, permite divertirse con cuidado y a la vez ir muy cómodo. Tremendo en eficiencia el 1.5 de tres cilindros TwinPower Turbo con 140cv y 220Nm. Consumos contenidos, 15 km/l en ciclo mixto, aunque en Countryman Classic Plus rendía más.


El único «pero» está en los equipamientos, porque si bien no está precisamente MAL equipada, no le sobra nada, y acá es donde tienen el argumento los productos de marca generalista (hola Peugeot 2008, entre tantas). Con el precio que se pide por este X1 (U$S 56.990), quizá merecería una mejor dotación, incluso la GLA 180 con la que competía en ese entonces, ya tenía al menos AEB. Acá faltan todas las ADAS habidas y por haber, incluso faltando el Control de Crucero. De todas formas, representa exactamente lo que se busca en un producto entrada de gama premium, representa todo lo que puede llegar a ser el mundo de productos de BMW, y todo pinta muy bien para la generación que viene. ¡Hasta pronto X1!


Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →