ATT Contacto | Suzuki Celerio GL AMT

Aunque no me crean, son las pruebas que más me gustan, porque son los autos más cercanos a que yo me compre algún día en Uruguay. Hace una semana y algo me llevé al nuevo Suzuki Celerio con caja manual robotizada, y te puedo decir, spoileándote toda la nota, que es el mejor city-car que podes conseguir hoy. Pero vamos a ver por qué. Comienza en U$S 14.990 y termina en U$S 16.290, ambos GL, pero el segundo con la caja manual robotizada.


Diseño exterior

Honestidad, esto es el valor que rodea al Nuevo Celerio, en todas sus aristas. En caso del exterior, se nota más que nada en su orientación estilística, a diferencia de por ejemplo, el Kwid, no intenta ser un SUV.

Incluso, mucho los categorizan de feo, porque se nota clarito que prioriza la habitabilidad interior antes que el appeal. La línea de cintura del auto está a una altura razonable, y esto beneficia la luminosidad interior y el tamaño de los vidrios.

El diseño para mi se parece a una especie de S-Presso pero mucho más redondeado, incluso tiene un aspecto un poco burbujoso y curioso, pero me parece amigable y lindo, a mi me gusta mucho este Celerio, pero por ahí comprendo a los que dicen que es feo.


Diseño interior y comfort

Honestidad, de nuevo. El mismo amigo que emitió comentarios sobre el interior de la Tiguan, dijo: «Como me gustan estos autos, son honestos y no pretenden ser nada más de lo que son, todo sencillo». Y esto lo dijo alguien que lo único que sabe de autos es que suelen tener cuatro ruedas.

El interior del Celerio es el premio por su honestidad exterior, es gigante para las medidas exteriores. Obviamente en un auto de este precio, todos los materiales son rígidos, y los tapizados de los asientos en tela. Lo bueno es que todo está bien armado, nada hace ruido, los pedales tienen un buen tacto, no se siente como un auto frágil. La posición de manejo es muy agradable con regulación de altura en el volante.

Además, en el medio está la pantalla de 7″ con Apple CarPlay y Android Auto, que funciona excelente, junto a un sistema de sonido que está a la altura de autos de segmento superior.

Pero lo mejor viene atrás, y en el baúl. Espacio impresionante, parece mentira que el auto mida menos de cuatro metros. El espacio en las plazas traseras es más que suficiente para dos, tres van un poco apretados en el ancho, pero dos van muy cómodos (mejor que no vaya uno en el medio, pues hay un cinturón central de dos puntas…)

Además, las ventanas son de tamaño bien generoso, por ende, la sensación de espacio aumenta también. El baúl aloja 310 litros, lo cual es una medida excelente y casi de segmento B.


Mecánica y dinámica

Pasando a la mecánica equipará un impulsor de 1.0 litros de cilindrada con tecnología Dualjet (dos inyectores por cilindro), que entrega 67CV/89Nm (3.500rpm). Incorpora sistema auto start-stop. La transmisión puede ser manual de 5 velocidades o manual robotizada con mando secuencial, la tracción es delantera.

En cuanto al chasis, equipa la plataforma denominada HEARTECT de la marca, que promete más rigidez y ligereza. Las suspensiones son de tipo McPherson independientes en el eje delantero, mientras que en el trasero equipa un eje rígido. Los frenos son de discos solidos adelante y de tambores detrás. El peso es de 880kg.

¿Qué te dije? Honestidad, no llega a 100 ni en par ni en potencia, y aún así es un auto tremendamente ágil en el entorno citadino, como siempre, los city-car son los autos más agradables de manejar en el día a día. Además, este Celerio tiene un nivel de armado muy bueno, que no te hace pensar que estás en un auto de un poco mas de U$S 16.000. Se comporta excelentemente tanto en ciudad como en ruta, hacer tramos a 100 km/h no se siente algo que esté forzando al auto.

¿Cómo funciona la caja AMT? Funciona re bien, aunque es un poco complicado de explicar. En términos de infraestructura, es una caja manual que tiene un embrague automatizado, al igual que el paso de marcha. Imaginate que tuvieses un robot que te hace los cambios y pisa el embrague, es básicamente eso. O sea, que en términos prácticos, funciona como una automática un poco lenta. De todas formas, para el uso de todos los días es excelente y no vas a experimentar ni un problema.

Y la frutilla de la torta, los consumos son una belleza, yo llegué a sacarle 18 km/l en ciclo mixto, con 16 km/l en ciudad, y 22 km/l en ruta, hermoso para estos momentos donde no para de subir la nasssssta.


Conclusión

No hay forma en que la gente de Suzuki haya hecho este razonamiento a la hora de hacer este auto, pero, el que le hago yo a este pequeño Celerio es que, siendo honesto, siempre se gana, siempre. El Celerio no pretende ser cosas que no es, es un pequeño City-car indio, que sacrifica su estética en pro de ser lo más práctico posible.

Por fuera, será curioso en su diseño, pero su tamaño hace que lo puedas estacionar hasta en la caja de una RAM, o adentro de una JMC Touring EV como la que estuve probando hace unos días. Es maravilloso tener un auto tan pequeño que se sienta tan a gusto en el tránsito tan caótico de nuestra capital. Vivo en el Centro, y tener que estacionar autos en esta zona, es un martirio cuando son grandes.

Por ende, seamos más como este Celerio, seamos honestos, no pretendamos ser cosas que no somos, uno siempre es mejor cuanto más se asemeja a lo que realmente es, y deja de querer tener cualidades que no tiene. En resumidas cuentas, espacioso, bien armado, tecnológico, con buen sonido, pequeño y consumos ínfimos. Eso es el Celerio, ¿se precisa más? Yo creo que no.


Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →