Porsche aumentó la gama 911 con los 911 GTS

Un año y medio después del lanzamiento al mercado del 992, la gama 911 se amplía con los modelos GTS. Ahora, lanza una nueva generación, más diferenciada, potente y con un comportamiento aún mejor. Su motor bóxer de seis cilindros tiene 480 CV de potencia, lo que supone 30 CV más que el actual 911 Carrera S y que el anterior 911 GTS.

La gama 911 se amplía con los modelos GTS. Ahora, lanza una nueva generación, más diferenciada, potente y con un comportamiento aún mejor

La caja de cambios puede ser manual de siete velocidades o automática de doble embrague (PDK) y ocho marchas. En ambos casos, el precio del coche no varía. El GTS cuenta con una suspensión específica que incluye el sistema de amortiguadores adaptativos Porsche Active Suspension Management (PASM) y con los frenos de alto rendimiento del 911 Turbo. El comportamiento mejorará aún más con el pack Lightweight Design, que ahorra hasta 25 kilogramos y está disponible por primera vez para el GTS.

El imponente aspecto deportivo de los nuevos modelos se caracteriza por el contraste de los elementos de la carrocería en negro y de las zonas oscurecidas de los faros. El negro también es el color dominante en el interior. Numerosos elementos de microfibra Race-Tex crean un ambiente dinámico y elegante a la vez. La última generación del Porsche Communication Management (PCM) aporta numerosas mejoras en el funcionamiento y la conectividad.

El seis cilindros bóxer turboalimentado de tres litros del nuevo 911 GTS proporciona 480 CV. El par máximo alcanza los 570 Nm, lo que supone un aumento de 20 Nm respecto a su antecesor. El 911 Carrera 4 GTS Coupé tarda solo 3,3 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h con el cambio Porsche de doble embrague (PDK) y ocho velocidades, tres décimas menos que su predecesor. Como alternativa al cambio PDK, todos los modelos 911 GTS pueden llevar uno manual de siete velocidades con unos recorridos de palanca especialmente cortos.

La suspensión, derivada del 911 Turbo y modificada para el GTS, está a la altura de las prestaciones. Gracias al sistema de serie Porsche Active Suspension Management (PASM), los amortiguadores responden inmediatamente a los cambios dinámicos. En el Coupé y el Cabriolet, el PASM es de serie en combinación con el chasis deportivo 10 milímetros más bajo. El concepto de muelles auxiliares traseros proviene de los modelos Turbo: los muelles principales están bajo tensión en todas las condiciones de conducción. El recorrido en extensión sigue siendo el mismo. Para el 911 Targa 4 GTS se utiliza el chasis del 911 Targa 4S con el sistema PASM.

Los ingenieros también han ajustado la capacidad de frenado para adecuarla a las prestaciones del GTS, al implementar el sistema de frenos de alto rendimiento del 911 Turbo. Las llantas de aleación de 20 pulgadas (delanteras) y 21 pulgadas (traseras) de color negro y con tuerca central son del 911 Turbo. El sistema de escape deportivo de serie es responsable de una banda sonora aún más emocionante, gracias a una configuración específica para el GTS y a la omisión de algunos aislamientos interiores.

Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →
A %d blogueros les gusta esto: