El Mercedes-EQ EQS es el primer sedan de lujo totalmente eléctrico de Mercedes-EQ. Con él, la marca pretende redefinir el segmento en cuestión. Además, es el primer vehículo en portar la arquitectura modular de lujo y vehículos ejecutivos eléctricos. Los primeros EQS que estarán disponible a la venta serán los EQS 450+ con 328 cv, y él EQS 580 4MATIC con 516 cv.

Como parte de su iniciativa Ambition 2039, Mercedes-Benz está trabajando en ofrecer una flota de automóviles nuevos neutral en carbono dentro de 20 años. Ya en 2030, la compañía quiere que más de la mitad de los automóviles que vende cuenten con sistemas de propulsión eléctrica, esto incluye vehículos totalmente eléctricos e híbridos enchufables. En muchos ámbitos, Mercedes ya está pensando en mañana hoy: el nuevo EQS está diseñado para ser correspondientemente sostenible. Los vehículos se producen de una manera neutra en carbono, y se utilizan materiales que ahorran recursos, como alfombras hechas de hilo reciclado. Esto se debe a que Mercedes-Benz considera toda la cadena de valor, desde el desarrollo y la red de proveedores hasta su propia producción. Mercedes-Benz AG ha tenido sus objetivos de protección del clima confirmados por la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTI).

Si bien tiene toneladas de equipamiento tecnológico, no es un hecho que el EQS pueda transitar sobre el agua como si de un mito bíblico se tratase.

En cuanto a las prestaciones, la variante EQS 450+ tiene 328 cv de potencia y 568 Nm de par, lo que permite que realice 6.2 segundos de 0 a 100 km/h, alcanzando una velocidad máxima de 210 km/h. En un wallbox, o estación de carga pública de 11 kW, demora 10 horas en cargar los 107,8 kWh de la batería. Mientras que con 22 kW de CA, demora 5 horas. Cuando pasamos a una carga rápida, demora tan solo 31 minutos.

La variante EQS 580 4MATIC tiene 516 cv de potencia total, mientras que la cifra de torque asciende a la locura de 855 Nm en total. La aceleración de 0 a 100 km/h se logra en 4.3 segundos, y la velocidad máxima es igual, de 210 km/h. La batería tiene la misma capacidad.

Mercedes-EQ, EQS, Interieur, MBUX Hyperscreen Mercedes-EQ, EQS, Interior, MBUX Hyperscreen

Con una gran cantidad de trabajo de detalle meticuloso y sobre la base del diseño Purpose, los aerodinámicos, en estrecha cooperación con los diseñadores, pudieron lograr un nuevo cd de mejor valor de 0,20. Esto hace que el EQS sea el automóvil de producción más aerodinámico del mundo. El rango operativo se beneficia particularmente de esto. También está entre los mejores en términos de funcionamiento silencioso. El muy bajo nivel de ruido del viento contribuye significativamente a esto.

El EQS es el auto de producción más aerodinámico del mundo.

Con autonomías de hasta 770 kilómetros (WLTP) y una potencia de hasta 516 cv, el tren motriz del EQS también cumple con todas las expectativas de una berlina progresiva en el segmento de la Clase S. Se está planificando una versión de rendimiento con hasta 750 kW. Todos los modelos EQS tienen un tren motriz eléctrico (eATS) en el eje trasero, mientras que las versiones con 4MATIC también tienen un eATS en el eje delantero.

Como opción, el EQS tiene puertas de confort automáticas en la parte delantera y trasera. Cuando el conductor se acerca al coche, en primer lugar las manijas de las puertas se extienden. A medida que se acerca más, la puerta del conductor se abre automáticamente. Utilizando MBUX, el conductor también puede abrir las puertas traseras, por ejemplo, para dejar entrar a los niños frente a la escuela.

La dirección estándar del eje trasero con un ángulo de dirección de hasta 4,5 grados contribuye a la impresión práctica y dinámica del EQS. Alternativamente, la dirección del eje trasero con un ángulo de dirección de hasta diez grados se puede ordenar o posteriormente activar mediante una actualización sobre el aire (OTA). Esto permite un círculo de giro de 10,9 metros para el EQS, que tiene más de cinco metros de largo. Esto corresponde al círculo de giro de muchos modelos de la clase compacta. Los respectivos ángulos y trayectorias del eje trasero se muestran en el menú del modo de conducción en la pantalla central.

La MBUX Hyperscreen es el punto culminante absoluto en el interior. Esta unidad de pantalla grande y curva barre casi del pilar A al pilar A. Tres pantallas se sientan bajo un vidrio de cubierta y parecen fusionarse en una. La pantalla OLED de 12,3 pulgadas para el acompañante le da su propia pantalla y área de control. Las funciones de entretenimiento solo están disponibles allí mientras el automóvil se conduce de acuerdo con las regulaciones legales específicas del país. Mercedes-EQ se basa en una lógica de bloqueo inteligente basada en la cámara: si la cámara detecta que el conductor está mirando la pantalla del pasajero delantero, se atenúa automáticamente.

Se espera que a partir del primer semestre de 2022, el EQS con el nuevo DRIVE PILOT pueda conducir en modo altamente automatizado a velocidades de hasta 60 km/h en tráfico pesado o situaciones congestionadas en tramos adecuados de autopista en Alemania. Esto alivia la carga de los conductores y les permite llevar a cabo actividades secundarias como navegar por Internet o procesar correos electrónicos en la oficina en el automóvil. Esto les permite utilizar su tiempo de manera más efectiva. Mercedes-Benz va un paso más allá en lo que respecta al aparcamiento: Con la preinstalación del INTELLIGENT PARK PILOT, el EQS está preparado para el Automated Valet Praking (AVP, SAE nivel 4). Junto con el equipo opcional requerido y el servicio Connect correspondiente (dependiendo del país), el nuevo EQS tiene la tecnología a bordo para estacionar y des-estacionarse de forma totalmente automática y sin conductor en aparcamientos equipados con infraestructura AVP, siempre que las leyes nacionales permitan dicha operación.

En tramos adecuados de autopista y donde la densidad de tráfico es alta, el DRIVE PILOT puede ofrecer hacerse cargo de la conducción, inicialmente hasta la velocidad legalmente permitida de 60 km/h. Los controles necesarios para ello se encuentran en el borde del volante, a la izquierda y a la derecha. Cuando el conductor activa el DRIVE PILOT, el sistema controla la velocidad y la distancia, y guía sin esfuerzo el vehículo dentro de su carril. Se tienen en cuenta el perfil de la ruta, los eventos que ocurren en la ruta y las señales de tráfico. El DRIVE PILOT también puede reconocer situaciones de tráfico inesperadas y lidiar con ellas de forma autónoma mediante una acción evasiva dentro de su carril o acción de frenado.