Más sensatez que locura | Probamos al BYD Song Pro EV

Luego de haber probado a un SUV tan atípico y rebosante en todo aquello de lo que un producto puede rebosar, probamos a su hermano menor, que se presenta también en formato SUV, con una potencia menor, pero quizá más sensato, el BYD Song Pro EV. Antes de dar inicio al adelanto, comentarles también que BYD estará realizando test-drive de esta unidad y de Song Pro DM (la variante PHEV) en su local de portones en Av. Italia 5775 durante el 27 de marzo al 4 de abril, para que también puedan experimentar lo que nosotros vamos a contarles. Aclarado esto, vamos con el adelanto.

Actualización: Nota completa aquí.

ATT fue el primer medio en el país en evaluar al BYD Song Pro EV, en variante de equipamiento GS, 180hp y 500km de autonomía, así que podrán saber todo sobre este producto a la brevedad.

Empezando por las medidas, el Song mide 4.650 mm de largo, 1.860 mm de ancho, y 1.700 mm de altura. La distancia entre ejes se sitúa en 2.712 mm, mientras que el baúl aloja 406 litros en condiciones regulares, aumentando a 1.340 litros si rebatimos la segunda fila en formato 60:40. El peso neto es de 1.745 kg en la versión GLX, y de 1.830 kg en la más equipada, denominada GS.

En todas las variantes, la suspensión es de tipo independiente McPherson en el eje delantero, y también independiente detrás, con sistema Multi-link. Los frenos son de discos ventilados en el frontal, y de discos sólidos en las ruedas traseras. La medida de los neumáticos es de 235/50 R19. La tracción es siempre delantera.

Ya que discutimos las variantes, BYD Uruguay comercializa dos variantes del Song Pro EV, la primera se denomina GLX y la tope de gama es GS.

Comparado a su hermano mayor, el Tang, este Song es mucho más sobrio, pero en nuestra opinión, es un diseño mucho más agradable.

La variante GLX es la variante de acceso a la gama en nuestro país (no así en otros rincones del planeta, donde se comercializa una variante GL). Equipa un motor eléctrico denominado BYD-2015TZ-XS-D que entrega 160 caballos de fuerza y 280 Nm de par a las ruedas delanteras, se asocia a una batería del tipo NCM con una capacidad total de 59.1 kWh. La transmisión es de una marcha de reductora eléctrica. Según la marca, este combo mecánico permite que el Song logre una aceleración de 0 a 100 km/h en 10.7 segundos, y una velocidad máxima de 150 km/h. La autonomía, mientras tanto, es de 400km teóricos.

En cuanto a los tiempos de carga, con un cargador de 7 kW AC, esta se completa en 9hs, mientras que con un cargador de de 60 kWh DC, tan solo le lleva una hora.

El interior y su diseño es uno de los grandes puntos que destacamos en nuestra evaluación, con una insonorización espectacular y también muy buenas terminaciones.

La tope de gama denominada GS, utiliza el impulsor BYD-2015TZ-XS-E, que sube la entrega de potencia a 180 cv, pero mantiene el torque igual. Las prestaciones son casi calcadas, con un 0 a 100 km/h en 10.5 segundos, y la misma velocidad máxima. Lo que si aporta, es una batería que tiene una capacidad de 71 kWh, aumentando la autonomía a 500km, un numero que, de ser real, es muy bueno.

En cuanto a los tiempos de carga, suben un poco más por el tamaño de la batería, con un cargador de 7 kW AC, esta se completa en 10hs, mientras que con un cargador de de 60 kWh DC, tan solo le lleva una hora y media.

Los invitamos a dejarnos sus dudas en los comentarios de esta nota, que se responderán en la evaluación completa del BYD Song Pro EV.

Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →
A %d blogueros les gusta esto: