Volvo presentó al C40 Recharged y anunció sus planes a futuro: Completamente eléctrica para 2030.

Volvo Cars se ha comprometido a liderar el segmento de rápido crecimiento de los vehículos eléctricos premium; su meta es convertirse, en 2030, en un fabricante de vehículos exclusivamente eléctricos. Para estrenar esta visión, presentó al C40, vehículo basado en el XC40 Recharged.

«El C40 Recharge representa el futuro de Volvo y muestra hacia dónde nos dirigimos. Es totalmente eléctrico, se ofrece exclusivamente online con un cómodo paquete de atención al cliente y estará disponible para entregarlo rápidamente. Conseguir un Volvo nuevo nunca fue tan atractivo».

Henrik Green, director de Tecnología de Volvo.

En cuanto a la propulsión del nuevo Volvo, consta de dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, alimentados por una batería de 78kWh que utilizando carga rápida puede ser recargada hasta el 80% en unos 40 minutos. La autonomía esperada es de unos 420km, una cifra que está previsto mejorar con el tiempo a través de las actualizaciones inalámbricas (tecnología OTA, over-the-air).

La transición de la empresa y su transformación en un fabricante de vehículos totalmente eléctricos forma parte de su ambicioso plan climático, con el que pretende reducir sistemáticamente la huella de carbono del ciclo de vida útil de cada vehículo a través de acciones concretas.

La decisión se basa también en las expectativas de que los cambios en la legislación y una rápida expansión de las infraestructuras de recarga, accesibles y de alta calidad, aumenten la aceptación de los vehículos totalmente eléctricos por parte de los clientes.

El avance de Volvo Cars hacia la total electrificación estará unido a un mayor interés por la venta online y una oferta más completa, atractiva y transparente para el cliente, bajo el nombre de «Care by Volvo». Los modelos eléctricos puros solo estarán disponibles online.

El objetivo de 2030 implica una aceleración de la estrategia de electrificación de Volvo Cars, impulsada por la fuerte demanda que han experimentado los vehículos eléctricos en los últimos años y por la firme convicción de que el mercado de los motores de combustión será cada vez más débil.

«Para seguir teniendo éxito, necesitamos un crecimiento rentable. Por eso, en lugar de invertir en un negocio cada vez más pequeño, hemos elegido invertir en el futuro, eléctrico y online», explica Håkan Samuelsson, director ejecutivo. «Estamos firmemente decididos a liderar el segmento de rápido crecimiento de los vehículos eléctricos premium».

El año pasado, Volvo Cars presentó su primer vehículo totalmente eléctrico, el XC40 Recharge, en los mercados de todo el mundo. Hoy, la Compañía dará a conocer su segundo vehículo eléctrico puro, un nuevo modelo de la serie 40.

En los próximos años, Volvo Cars presentará varios modelos eléctricos adicionales. Para 2025, el objetivo es que el 50% de sus ventas globales correspondan a vehículos totalmente eléctricos y el resto a híbridos, y para 2030, que todos sus modelos que comercialicen sean exclusivamente eléctricos.

«No hay futuro a largo plazo para los motores de combustión interna» «Estamos absolutamente decididos a convertirnos en fabricantes de vehículos eléctricos puros, y el proceso de transición debería hacerse realidad en 2030. Esto nos permitirá cumplir las expectativas de nuestros clientes y formar parte de la solución en la lucha contra el cambio climático».

Henrik Green.

Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →
A %d blogueros les gusta esto: