Lupa, la startup española, ha anunciado que tendrá una de sus fábricas de vehículos eléctricos en Uruguay. Los dos primeros modelos que se producirán serán el compacto de cinco puertas (Lupa E26) y la furgoneta enfocada al reparto (Lupa E66). Más tarde le seguirá un SUV, el E137.

Esta fábrica distribuirá a toda Latinoamérica, enfocándose especialmente en todos los países miembros del Mercosur. Con esta llegada, Uruguay se pone al frente en movilidad eléctrica y sostenible siendo, además, uno de los pocos países del mundo junto con Islandia, Costa Rica y Noruega que se abastece 100% con fuentes renovables llegando, incluso, a exportar energía a Argentina.  

Lupa E26

La fábrica comenzará a producir y a entregar los primeros modelos en 2024 y tendrá una capacidad de 20.000 vehículos al año. Será una planta neutra en emisiones de carbono desde su inicio, amigable con los recursos, conectada y flexible. El primer producto que ofrecerán en el Uruguay, es el denominado E26, que es un hatchback compacto que ofrece hasta 350 km de autonomía y puede cargar el 80% de la batería en menos de 25 minutos. También ofrecerán dos productos más (E66 y E137) pero de estos aún no hay tanta información, aunque el E66 ya puede pre-ordenarse en la web. En el comunicado de prensa, la marca facilitó un link para aquellos que tengan la intención de invertir en esta start-up.

Según el comunicado de prensa de la marca: “Estamos muy contentos con este acuerdo, Latinoamérica es un mercado en pleno desarrollo y crecimiento. Es un gran desafío, pero vamos a tener los mejores vehículos en relación calidad precio y queremos llegar pronto a todo el mundo.”

Lupa se caracterizará por vender sus vehículos con y sin batería. Algo que le permitirá al cliente cambiar de modelo manteniendo su propia batería, lo que se traducirá en un ahorro en la compra del vehículo nuevo.