Durante unos cuantos días, A Todo Torque estuvo evaluando al producto de la marca nipona que se lanzó hace nada mas que días, la nueva Nissan Frontier. La probamos en su variante denominada PRO-4X, con tracción 4×4 y motor turbodiésel tetracilíndrico de 2.5 litros de cilindrada, con una entrega de 190 cv de potencia y 450 Nm de torque máximo.

Luego de que ATT haya asistido al evento de lanzamiento de la nueva Nissan Frontier, la misma pasó por nuestras manos, para que podamos evaluar su comportamiento, y tal como se ve en la foto de arriba, desde lo más sencillo, hasta en las situaciones más encrucijadas.

La versión que entró a nuestra cochera fue la denominada Pro-4X, que se enmarca como la tope de la gama Frontier, ofreciéndose tanto en variantes con motorización naftera o diésel, pero exclusivamente con caja automática de 7 marchas con comando secuencial.

Si bien no hay una variante con este acabado aventurero y caja manual, la oferta de esta pick-up se sitúa bastante generosa, existiendo hasta 16 configuraciones distintas. También es bastante elástica, ofreciendo variantes nafteras 4×4 y 4×2, tanto manuales como automáticas, al igual que diésel. En cuanto a estas mecánicas, se ofrecen en dos niveles de potencia, el primero denominado YS25DDTi, que entrega 163 cv de potencia máxima y 403 Nm de par máximo.


«Nuestra» Pro-4X estaba equipada con la variante de mecánica diésel más potente, denominada YS25DDTi High Power, que eleva la potencia a 190 cv, y eroga un torque mayor, ahora de 450 Nm. Gracias a esto, ya adelantando la nota, es una pick-up con un desempeño mecánico espectacular, para las maniobras más complejas fuera de la carretera, como para garantizar un empuje constante y seguro en ella. Y además de esperar un muy eficiente desempeño de la mecánica, también pueden esperar para el informe completo, elogios para el comportamiento dinámico de la Frontier, porque francamente, está entre las mejores.

Si bien previamente destacamos el amplio abanico de configuraciones que la Frontier está ofreciendo en su gama, también se encuentran ciertas incongruencias, sobre todo en los últimos niveles como LE y PRO-4X, hay diferencias en equipamientos poco justificables y que quizá no deberían suceder, además de algunos ítems que no existen –y debería– en ninguna versión. Pero lo veremos en el informe completo

Todo en ATT, informe completo la semana próxima.