Contacto | Hyundai HB20X Premium 1.6 AT6

Ahora vestidos en plan aventurero, estuvimos evaluando al HB20X, la versión – justamente – aventurera del ya testado en ATT, tanto en versión Unique 1.6 (ver nota) como en versión Premium, con motor 1.0 (ver nota). El HB20 vestido de Indiana Jones se ofrece en una sola versión denominada Premium, con el mismo impulsor 1.6 Gamma que los restantes, pero que varía entre transmisiones manual o con caja automática de seis relaciones, ambas se denominan Premium, por eso decimos que hay solo una versión, pero técnicamente, son dos. También mencionamos que ahora esta «vestido de Indiana Jones» porque es uno más de los cuantos disfraces que tiene en su guardarropa, ya que hoy día, este HB20 tiene unas 17 configuraciones distintas. El precio de la unidad evaluada es de U$S23.990.

Este HB20X , mide 3.970 mm de largo (30mm más que el HB20), 1.470 mm de alto y 1.720 mm de ancho. La batalla se sitúa en los 2.530 mm. El baúl tiene la misma capacidad, 300 litros ampliables hasta los 930, mientras que el despeje aumenta a unos suficientes 211 milímetros. El peso en orden de marcha es de 1.040kg. Mas allá del tratamiento estético y la diferencia de largo y despeje, no hay diferencias en términos mecánicos o de esquemas de suspensiones, la delantera es de tipo independiente McPherson, y la trasera es un eje rígido. Los frenos son de discos ventilados y tambores, respectivamente.


Diseño exterior

Como dijimos, este HB20X no es más que un HB20 como cualquiera de los dos que tuvimos en este pequeño sitio, pero que se puso un disfraz de Indiana Jones, o su primo brasileño, Indiana Joâo Peres.

Por más que cueste, dejamos las tonterías detrás, y pasando al diseño exterior de este HB20X debo admitir que me convence. No soy un gran fan de estas disposiciones de autos de segmento B con look aventurero, y que a veces pretenden pasar por SUV’s (siempre recordemos que NO es así), pero a la marca surcoreana no le salió mal el tiro.

En el frontal, encontramos la parrilla que venimos viendo en los HB20 que ya evaluamos, de un tamaño generoso y que se integra bastante bien en el diseño. También aportan a un buen look estético las ópticas que son de un diseño bastante cuidado, que en esta versión Premium del HB20X, soltaron los proyectores y las guías LED de luz diurna que encontramos en el Unique. En la parte baja de la trompa también se sitúa un protector simil metálico que aporta a brindarle una imagen un poco más áspera al compacto. No solo eso es lo que cambia en este frontal, si prestamos atención, también lo hace la disposición de los antinieblas, y unas respiraderas (no funcionales) que se integran en los pasarruedas plástico que recorren toda la parte baja del frontal, laterales y remate posterior.

Es en el lateral donde destacan las novedades aventureras, con estas protecciones en la parte baja de la carrocería, con un diseño que no es de mal gusto, pero que tiene unas aristas curiosas que lo distinguen de ser tan solo una cobertura de bajos. También es novedad en este HB20X el diseño de las llantas «Sharp» sobre neumáticos 195/60 R16, que es atractivo a mi gusto y además son particularmente visibles, porque a diferencia de los HB20 convencionales, las llantas son de una pulgada más, y los neumáticos son más grandes, por ende, es más «patón» que sus compañeros. Ah, y las barras de techo siempre aportan a esta imagen áspera.

En el remate posterior es donde quizá menos novedades hay, siguen luciéndose las ópticas en forma de boomerang, con un diseño agradable y que tiene cierta conclusión con lo que es el resto del diseño. También se integran los pasarruedas que llegan a aparecer en el sector trasero, y también un aplique en falso color metal que es parte del disfraz de aventurero.

Para los distintos gustos, hay cinco colores para este HB20X, Atlas White (blanco atlas), Sand Silver (gris arena), Brisk Grey (gris enérgico), Khaki Grey (gris caqui) y Amazon Green (verde amazonas).


Diseño interior y confort

Ya adentro de este HB20X, observamos que muy pocas cosas cambian con respecto al HB20 convencional. Una de esas cosas, por ejemplo, son los detalles que se encuentran ahora en un (a mi gusto, cuestionable) color rojo en los bordes de las ventilaciones laterales, y los tapizados de los asientos.

En cuanto al resto, casi todo sigue siendo idéntico al interior del HB20 Unique que tuvimos, la calidad en general es bastante correcta, enmarcada en un planteo de interior más convencional que jugado. Los materiales son en su mayoría plásticos rígidos, encontrando inyectados blandos únicamente en los reposabrazos de las puertas, pero más allá de lo duro de los materiales, sigue siendo de buena calidad y el armado es muy bueno, nada hace ruido. Lo mismo con la insonorización, que sigue siendo un aspecto destacable de este producto, la comodidad es buena tanto física como sonora.

En la consola central de este Hyundai, se aloja una pantalla táctil de 8 pulgadas con sistema blueMedia 3, que soporta Apple CarPlay, Android Auto, tiene dos USB (uno de carga rápida), Bluetooth, FM, AM, y audio streaming. La pantalla responde de forma realmente excelente al tacto, incluso mejor de lo que recuerdo el rendimiento en el 1.6, y tiene una buena definición. Y agradezco eternamente, tiene perillas para comandar los controles del volumen y alternar entre estaciones de radio / multimedia.

Eso si, anda más fluida la aplicación de Apple CarPlay que la de Android. Los parlantes del mismo se escuchan muy bien también, También es destacable la definición de la cámara de retroceso, que es muy buena y además funciona a 60 cuadros por segundo. (Algo no tan útil en términos prácticos pero que encuentro agradable a la vista).

En frente al conductor, encontramos un volante multifunción forrado en cuero, con costuras en rojo, de buena empuñadura y buena calidad, y por delante del mismo, el instrumental.
En esta versión Premium del HB20X, curiosamente no opta por el «Supercluster Vision», aquel instrumental con disposición mixta, sino se encuentra compuesto por dos cuadrantes analógicos, lo usual, tacómetro y velocímetro, y una pantalla LCD monocromática en el centro que se encarga de mostrar la información de la computadora, junto a la nafta y temperatura.

Es exactamente la misma que ocupa el Creta, y si bien es de fácil lectura y demás, la encuentro pequeña y con el inconveniente de que suele suceder que la información sea más de la que el pequeño display puede mostrar. Ya estando en este puesto, ¿qué tal la postura de manejo? Es correcta, permitiendo una situación suficientemente baja, con una butaca con regulación en altura y el volante de doble regulación, igual que los demás HB20 que tuvimos, además es de buen tamaño y con una muy buena sujeción lateral.

Dentro del habitáculo, la sensación es de un andar superior, con una suspensión y unos neumáticos que se encargan de filtrar las asperezas para que estas no se transmitan al habitáculo, sin sentirse tampoco flotador, una medida justa. Esta versión Premium del HB20X tiene llantas diamantadas de 16” denominadas «Sharp», con neumáticos Michelin TLX Force en medida 195/60 R16 que porta, un set de neumáticos lógico con las pretensiones del producto, ya que es algo así como un neumático mixto. Pero aún así, las llantas son una pulgada más grande, por ende, transmite un poco más las asperezas al habitáculo, pero nada que afecte el confort de marcha. 

En las plazas traseras, no hay ningún cambio con respecto a las otras versiones que evaluamos en el sitio. En el HB20X la comodidad sigue estando vigente, ya que el espacio para las piernas es muy adecuado. En cuanto al espacio para la cabeza, es más justo, no está mal si no hablamos de habitantes particularmente altos (yo mido 1.85 aprox. y el espacio es justo, aunque más tirando a acotado que a relajado). La plaza central si limita más el espacio tanto en lo ancho como en lo alto. Además, el respaldo tiene buena inclinación, algo que no me pareció en la generación pasada. Algo bueno es que el falso túnel de transmisión es bastante chato, por ende, no molesta.

Pasando detrás de las plazas traseras, encontramos un baúl con una muy buena terminación, que aloja unos generosos 300 litros, pero que debajo nos brinda una rueda de auxilio temporal en medidas D125/80 R15, casi anémica.


Desempeño mecánico

En cuanto a la mecánica, como dijimos previamente, ofrece el mismo impulsor que se encuentra en el HB20 que fue nuestro primer auto evaluado en esta página (ver nota). Es un impulsor tetracilíndrico conocido internamente como Gamma o G4FC, de 1.591 cc de cilindrada, con cuatro válvulas por cilindro, y doble distribución variable de válvulas DVTVT. Esta planta motriz eroga 123 cv de potencia a 6.400 rpm, y un par máximo de 156 Nm a 4.500 vueltas. La transmisión en de seis relaciones en todos los casos, pero en nuestro caso específico, la unidad evaluada tenía una automática convencional.

En la época de «No turbo no party» (sin turbo no hay fiesta), el desempeño mecánico de este milseiscientos aspirado es en términos generales correcto, con un andar citadino bastante ágil, y un andar en ruta muy tranquilo y seguro. Las recuperaciones en ruta están por encima de la media, por ejemplo, en una maniobra de sobrepaso de 80 a 110 km/h le lleva 5,5 segundos, con un suficientemente agil kickdown a D3, por ende, permite realizar sobrepasos de forma muy segura. La caja si bien no es la más rápida y se toma su tiempo entre cambios, no tiene decisiones cuestionables y tiene un accionar correcto. Además, nos permite usarla en modo secuencial, mediante la selectora, ya que carece de levas en el volante. Las prestaciones que promete son más que suficientes y acordes al segmento al cual se postula. La aceleración de 0 a 100 km/h la hace en 10,9 segundos, lo cual es un tiempo más que decente.

Está es una combinación muy ágil para la ciudad, la relación de marchas le permite tener buenas salidas en baja, las primeras tres marchas son más cortas, y ya las restantes se ajustan un poco más largas para tener mejores consumos. Las respuestas para el manejo más exigente en la ciudad son muy buenas también, el HB20 alcanza su punto ideal después de las 2.000 vueltas, pero después de las 3600 aproximadamente, empieza a demostrar su potencial y sube de régimen con bastante facilidad, convirtiéndose fácilmente en uno de los mejores motores aspirados del segmento. De todas formas, tiene una diferencia con los motores turboalimentados y es lo lineal de la entrega de potencia, de las 2.000 vueltas hasta el corte de inyección, es mucho más parejo el empuje, no como motores sobrealimentados, que se enfocan en el rango medio.

De todos modos, es un conjunto que está orientado al confort, por ende, por muchos nervios que pueda demostrar, su ápice está en la comodidad y silencio.

Los consumos de esta combinación también son algo muy bueno. La marca no divulgó cifras oficiales, pero nuestros consumos fueron los siguientes:
En ciudad los consumos fueron aproximadamente de 8.3L/100km (12.0km/l), en ruta la cifra bajó considerablemente a unos muy buenos 6.1l/100km (16,3km/l) a aprox 110km/h, mientras que el consumo mixto, es decir, ciudad y ruta, fue de 7.4 km/l (13.5 km/l). Son cifras bastante buenas para un motor 1.6, habla del buen rendimiento y el grado de eficiencia que maneja, que solo se ve perjudicada por el mayor despeje y más grandes ruedas. Entonces, estas cifras de consumo, y un tanque que aloja 55 litros, nos promete una muy buena autonomía.


Comportamiento dinámico

Poniendo en movimiento al pequeño aventurero, el HB20X demuestra algunas diferencias con sus compañeros de gama sin disfraz, esto se puede explicar más que nada en la diferencia de los neumáticos, que ahora son más grandes, pasando de 185/60 R15 a 195/60 R16. Además, si bien el esquema de suspensiones sigue siendo de tipo convencional como los otros modelos, el ajuste cambió un poco, volviéndose más blando, y con esto, el despeje también aumentó.

De todas formas, si bien uno esperaría que en una versión «Cross», quizá más llamada hacia los fines mixtos o más tirando a las capacidades fuera de ruta, existe un cierto divorcio de intenciones en el HB20X. Esto se debe a que aunque la estética en general demandaba unos neumáticos de mayores dimensiones, no era tan así con la dinámica del producto. Los HB20 regulares tienen un buen equilibrio entre confort de marcha y dinamismo con aquellos cauchos de medidas 185/60 y las llantas de 15 pulgadas.

Sin embargo, el HB20X y sus zapatos de 195/60 R16, hacen sentir un poco más el pavimento y las imperfecciones que en este puedan encontrarse, al ser de mayores dimensiones las ruedas, mayor es la superficie de contacto, lo cual pone en una situación extraña la letra «X» en HB20X. De todas formas, el rendimiento en cualquier tipo de superficies es satisfactorio, e incluso probándolo en caminos de tierra, se lo nota como un conjunto sólido y divertido.

Aun así, esto es perceptible cuando uno se pone específicamente a buscar diferencias en este apartado, y en el día a día del usuario promedio, no hay forma en que llegue a ser una molestia. Las razones que minimizan tal problema, es el buen nivel de comodidad general que ofrece el HB20X, además de la mejor insonorización que lleva, que siempre fue un punto destacable del producto, al igual que la calidad del armado.

La dinámica entonces del HB20X se encuentra agradable, con un impulsor que no se deja sentir hasta las 4.800 vueltas aproximadamente, y una transmisión que si bien no puede presumir de ser la más rápida en sus reacciones, tiene un comportamiento muy adecuado pero sobretodo muy suave y nada brusco, que a fin de cuentas, es a lo que está destinado este producto, el confort. Pero esa cuota de confort, se combina con un impulsor que tiene una buena agilidad tanto abajo como arriba, y una caja que sabe adminstrar sus 123 cv de forma correcta. Entonces, cuando practicamos un manejo mucho más enérgico, sigue siendo un producto bastante divertido, con una (suficientemente) buena tenida en curva y respuestas en todo el rango de revoluciones.


Seguridad

El apartado de seguridad, viene siendo un lugar complejo para el asunto seguridad en la gama HB20. Por un lado, la ultima renovación del modelo, que trajo consigo la inclusión de las variantes 1.0, también añadió la fortuna de traer ESP (Control de estabilidad) y TC (Control de tracción) desde el modelo más accesible, es decir, el HB20 1.0 Comfort (U$S 13.990). En las versiones más accesibles, la dotación es de solo dos airbags, mientras que en las más accesibles, se estira solo un poco más, e incluye bolsas de aire laterales de cabeza-torax, lo cual no sustituye a los airbags de cortina.

De todas formas, las malas noticias no se quedaron ahí. Como sabemos, en 2019 Latin NCAP evaluó el Nuevo Hyundai HB20, fabricado en Brasil con dos bolsas de aire y obtuvo cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y tres estrellas para protección de ocupante infantil. De acuerdo con los requisitos de los protocolos de evaluación, Latin NCAP tiene el derecho de auditar cualquier prueba patrocinada en cualquier momento.

Latin NCAP decidió realizar el test de auditoria del HB20 y el pecho del adulto mostró niveles inferiores de protección en el impacto lateral que el mismo modelo evaluado en 2019. Durante el impacto lateral el  pecho del dummy adulto ofreció protección pobre (color rojo), presentando valores que superan el límite biomecánico permitido por Latin NCAP. Según el protocolo de Latin NCAP 2016-2019, bajo el cual se evaluó el vehículo, una zona crítica del cuerpo con color rojo limita el resultado a no más de una estrella. En consecuencia, la calificación para el Nuevo Hyundai HB20 es de una estrella para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. 

Impacto Frontal: La protección ofrecida para la cabeza y el cuello del conductor y del acompañante fue buena. El pecho del conductor recibió protección marginal y el pecho del acompañante recibió protección adecuada. Las rodillas del conductor y una rodilla del acompañante mostraron protección marginal al poder impactar con áreas de riesgo detrás del tablero, la otra rodilla del acompañante mostró protección buena. Las tibias del conductor y acompañante mostraron protección adecuada. El área de los pies fue considerada como estable. La estructura del habitáculo fue considerada como estable y es capaz de soportar mayores cargas.

Impacto Lateral: La protección ofrecida para la cabeza y la pelvis fue buena, la protección para el abdomen es marginal y la protección para el pecho es débil. Impacto Lateral de Poste: No fue realizado ya que el vehículo no cuenta con protección de cabeza para impacto lateral como estándar. ESC: El ESC fue testado y su comportamiento cumple con los requerimientos regulatorios de Latin NCAP. El modelo ofrece dos SBR en la fila de asientos delanteros. Todo lo anterior explica una estrella para Protección de Ocupante Adulto.


Lo bueno

  • Rendimiento de la mecánica, consumos reducidos, buenas prestaciones
  • Habitabilidad para cuatro personas
  • Control de estabilidad de serie
  • Diseño exterior e interior correctos
  • Comportamiento dinámico
  • Equipamiento muy correcto
  • Caja de seis relaciones, tanto manual como automática.
  • Garantía

Lo malo

  • Resultados en la auditoría de seguridad
  • Plaza central justa a lo ancho y alto
  • Faltan airbags de cortina
  • No equipa asistencias a la conducción
  • Auxilio temporal

Equipamiento

Dos airbags frontales y dos airbags laterales de cabeza-torax, frenos ABS + EBD, controles de estabilidad (ESC) y tracción (TC). Cinco apoyacabezas y cinco cinturones inerciales de tres puntas, ganchos ISOFIX, asistente de arranque en pendientes (HAC).. Espejos exteriores color carrocería, paragolpes color carrocería, tapizados mix tela/cuero negros, acabado de Interior en color negro con detalles en rojo, aire acondicionado. Dirección eléctricamente variable, bloqueo central y automático a 20 km/h, asiento conductor regulable en altura, regulación doble de volante, computadora de a bordo, con luz de giro integrada, manijas de puertas color carrocería, cámara de retroceso, alarma perimetral, pack eléctrico de cuatro levantavidrios, sistema KeyLess, luz en baul, sistema automático de encendido de luces, sensores de estacionamiento y puerto USB de carga rápida, Sistema multimedia bluemedia3 con pantalla táctil de ocho pulgadas, con 2 USB, Android Auto y Apple CarPlay, con seis parlantes, dos de ellos Tweeters. Antena trasera tipo aleta de tiburón, barras de techo longitudinales, Llantas diamantadas Sharp de 16 pulgadas en neumáticos 195/60 R16, tiradores de puerta cromados.


Conclusión

Para concluír, primero casi que voy a concluir en que tal apartado no es necesario, ya que este es el tercer HB20 que pasa por ATT. De todas formas, para resumir un poco este contacto, podemos decir que:

¿Te gusta el HB20 regular pero no te convence la estética porque te parece que «le falta algo»? Quizá esto sea para vos. El HB20X es un producto estéticamente agradable, con uno de los mejores motores aspirados del segmento, casi que el mejor. Además, el relacionamiento entre la caja automática de seis relaciones y el milseis es bastante satisfactorio, siendo un combo mecánico que se entiende bien, al igual que como lo verificamos en la Hyundai Creta (ver nota).

En líneas generales y por U$S 23.990 el equipamiento está bien, podría ser mejor, por ejemplo, ofreciendo airbags de cortina, algo que muchos competidores ofrecen y por menos. (Como todas las víctimas que tuvo el mass murder del segmento B que sucedió con Onix (ver nota de evaluación a largo plazo).

Más allá de esto, la estética aventurera es a mi gusto la más lograda de este tipo de productos, dado que el HB20 ya desde los inicios de este segunda generación tuvo un diseño bastante rupturista y curioso, y este HB20X redobla la apuesta con algunas decisiones de apliques plásticos y demás que le sientan bien. También optó por aumentar el tamaño del rodado, lo cual estéticamente le queda muy bien, afectando un poco la calidad de la dinámica, pero solo un poco.

Por lo demás, tanto diseño interior, el confort de tal ambiente y las respuestas de la mecánica, no es nada que aquellos que leyeron ya nuestras reseñas sobre el HB20 1.6 Unique (ver evaluación) y el HB20 1.0 Premium (ver nota), es exactamente igual (quitando las diferencias que trajo el aumento del rodado, que fueron pocas, en resumidas cuentas).

En fin, HB20X es un HB20 vestido de Indiana Jones, al cual el traje le queda muy bien, y le queda mejor -a mi gusto- que al Sandero en su versión Stepway, pero a la hora de trabajar y moverse, se quita el traje de aventurero y se viste como un HB20 normal, un poco más alto y un poco más duro (aunque sea contradictorio), pero en términos prácticos, casi que no hay diferencias.


Precios y garantía

  • Hyundai HB20X 1.6 Premium M/T – U$S 21.990
  • Hyundai HB20X 1.6 Premium A/T – U$S 23.990
  • 5 años sin límite de kilometraje.

Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →