A los malos tiempos, muchos colores: Volkswagen presentó el nuevo Polo Harlekin

La filial neerlandesa de la marca alemana Volkswagen, le dio color al Blue Monday con el regreso del tan alegre Polo Harlekin. Este colorido “único” aparece 25 años después de la presentación de un automóvil que en realidad no tenía la intención de entrar en producción, pero que se convirtió en un éxito inesperado, que vendió 3.806 unidades. La historia del Polo Harlekin se escribe a continuación:

Nos remontamos a 1994, año en el que Volkswagen presentó la tercera generación del Polo. Este modelo designado internamente 6N representó un gran paso adelante en muchos aspectos. Por ejemplo, este fue el primer Polo que también estuvo disponible en una versión de cinco puertas y se introdujeron importantes características de seguridad como airbags, tensores de cinturones de seguridad y ABS.

Otra cosa que hizo que el nuevo Polo fuera único en 1994 fue el “Sistema Baukasten”. Gracias a los cuatro componentes básicos (propulsión, equipamiento, opciones y color), fue más fácil que nunca armar un Polo de acuerdo con sus propios deseos y gustos. Para hacerlo más fácil, Volkswagen ideó un código de colores. Azul significa motor y chasis, Amarillo para equipamiento, Rojo para opciones y Verde para colores de pintura. Originalmente, este colorido auto, se hizo ver con 20 unidades, únicamente de fines promocionales en eventos y demás, pero pasaron cosas.

Polo Harlekin padre, y Polo Harlekin Jr.

Volkswagen se sorprendió con la demanda de los clientes y comenzó una serie de producción de 1.000 Polo de cuatro colores en 1995. Estas versiones de producción se llamaron Harlekin / Harlequin. El nombre se lo debe a los arlequines, figuras alegres, acrobáticas, algo traviesas y vestidas de colores de la Commedia Dell’Arte Italiano.

Para un Harlekin, Volkswagen inicialmente produjo cuatro Polo normales en los colores Rojo TornadoAmarillo GinsterAzul Chagall y Verde Pistachio. Los parachoques y los espejos de esos automóviles se intercambiaron de acuerdo con un patrón fijo. El color básico de un Harlekin es el tono que encontrarás en el techo, los zócalos y en el compartimento del motor. Para darle una idea del patrón de color, en cada Harlekin, el parachoques delantero, las puertas delanteras y los espejos son del mismo color, al igual que las puertas traseras y el parachoques trasero. Como cliente, puedes pedir un Polo Harlekin, pero no puedes indicar una preferencia por el color base. Solo tenías que esperar y ver con cuál de las cuatro combinaciones de colores disponibles terminabas. Así que, si querías saber de que color es tu auto, no podías saberlo hasta verlo, y encima, hasta fijarte en las partes estructurales del producto.

El distintivo debajo de la insignia, era una forma menos clara de saber que era esta particular versión.

El interior del Polo Harlekin era, especialmente para un Volkswagen de esa época, agradable y colorido. La tapicería “Joker” presenta los cuatro colores básicos de Harlekin y un volante deportivo de cuero azul, así como una perilla de cambio con el logotipo de Harlekin, eran estándar en todas las versiones, además la radio del Polo Harlekin era de Blaupunkt. Otras marcas de identificación incluyeron el logotipo “Harlekin” en el portón trasero, indicadores blancos en la parte delantera y luces traseras tintadas en tonos oscuros. Los primeros 1.000 Harlekin también se entregaron con un llavero numerado y un certificado.

«Ah, pero no sos tan colorido vos eh» Dijo el arlequín.

Casi 25 años después de la presentación del Polo Harlekin original, Volkswagen Países Bajos presenta el Polo actual (sexta generación) en apariencia Harlekin. Este modelo muestra claramente los pasos que ha dado el Polo en 25 años en términos de comodidad, seguridad y eficiencia. Y las características de conectividad se agregan a eso. Por tanto, el eslogan introductorio utilizado por Volkswagen en 1994 (“Tan bruto para ser pequeño”) sigue siendo relevante. Pero la calidad del Polo Harlekin en 2021 es la misma que la del original de 1995: es súper alegre, no puedes mirarlo sin al menos sonreír. Esto hace que este sea un tributo único e incluso le da el color a este lunes de lanzamiento: el “Blue Monday”.

¡Así si me gusta!

En un restaurante con estacionamiento privado, los parlantes del local empezaron a sonar, y una voz dijo:

«Tenemos un vehículo mal estacionado, pedimos al dueño que mueva el auto hacia otro lugar. Se trata de un Volkswagen Polo que dice «Harlekin» detrás, matrícula (…), de color… que no podemos especificar. Quien diga ser dueño de ese vehículo, por favor muévalo, y dígame de qué color es”.

En Estados Unidos, también se ofreció el Golf Arlequín.
Y en nuestras tierras, el tan simpático Gol Top.

Emiliano C.

Escritor y Director Principal de A Todo Torque Uruguay.

Ver todas las entradas de Emiliano C. →
A %d blogueros les gusta esto: